-    Escrito por angeles

Biografia de Mozart

Hay pocas personas de las que se pueda decir “¡Hola señor Música!”: Mozart es una de ellas. Hoy abordaremos la biografía de Mozart, músico del siglo XVIII que ya ejecutaba y componía música a los cuatro años y a los nueve era invitado por reyes y nobles para sorprenderles. Un ser maravilloso y único.

image

Sobre Mozart

Su nombre real fue Johannes Chrysostomus Wolfgangus Theophilus Mozart. Nació el 27 de enero de 1756 en la ciudad austríaca de Salzburgo. Con tan sólo cuatro años asombró en las tertulias de su hogar.

Sus padres fueron Leopold Mozart y Anne María Pertl quienes apoyaron totalmente al niño prodigio en el desarrollo vocacional. Su precocidad pronto los convirtió en músico itinerante, deslumbrando a la aristocracia y la realeza europea con obras musicales propias, ejecutadas con maestría.

Su retorno a Salzburgo fue triunfal. La ciudad tomó a Mozart como propio y lo contrató para musicalizar las festividades locales. Pero pronto notó los bajos salarios que le asignaban. Para peor, al morir el arzobispo Segismundo de Schrattenbach, su protector, tomó su lugar el conde-príncipe Hyeronimus Colloredo, personaje autoritario y rígido que le hará la vida imposible.

Mozart viajó varias veces por Italia, visitando Roma, Florencia y otras mecas del arte peninsular. Esto influyó sustancialmente en las sinfonías, oberturas y la ópera Lucio Silla que allí crea. En esta última se revela un acercamiento al romanticismo del movimiento literario Sturm und Drang (en español “tormenta e ímpetu”).

image

En uno de sus tantos viajes europeos muere su madre mientras le acompañaba (1778). La angustia del duelo debe vivirla en un estado total de incertidumbre frente a su situación económica. Ninguna de las cortes y personalidades que le aclamaban, le ofrecían honorarios dignos de su habilidad, según estimaba el orgulloso compositor.

En esta etapa de su vida, Mozart empeñó algunas de sus cosas para pagar deudas personales. Para colmo de males -y esta será una nota significativa en la biografía de Mozart- Colloredo, su patrono en Salzburgo, lo trataba como a uno más en su corte de sirvientes. Terminó echándolo con una patada en el trasero propinada por uno de sus auxiliares.

Mozart decidió entonces ser un músico vienés, y su rebeldía introduce lo que muchos imitarán después: no depender de un mecenas o patrón. Corría 1781, contaba tan sólo con veinticinco años, y se tenía a sí mismo como único sostén. Una vez en Viena, se alojó en el segundo piso de la familia Weber, que había conocido en viajes anteriores.

Para vivir dictó clases para algunos nobles, y brindó conciertos y óperas que fueron, sin duda, la fuente más significativa de sus recursos. El ambiente familiar le hacía feliz, en especial las hijas de la señora, lo cual derivó en su enamoramiento de Constanza Weber. Es necesario destacar que, en esos años vieneses desarrolló sus obras más importantes.

En efecto, Mozart allí escribió El rapto del Serrallo, obra con parte del texto recitado y no cantado, como la zarzuela en España. También las sinfonías que van desde la número 36, Sinfonía de Linz, hasta la trilogía final, que lleva los números 39, 40 y 41, hechas en el verano de 1788.

En las obras de Mozart ya se ve una intensidad expresiva considerada un anticipo más del espíritu romántico que destacará entre los compositores del siglo siguiente. También escribe Don Juan y La flauta mágica, en cuyas presentaciones se reitera el éxito popular.

Hará frente a su ascendente prestigio Antonio Salieri, enemigo de Mozart, a quien se le atribuye, además, una historia jamás probada de envenenamiento. La rivalidad está probada, algo comprensible entre dos músicos que competían por los favores de la corte imperial.

 Mejor amigo suyo resultó Joseph Haydn, “papá Haydn” para Mozart, cuyos “cuartetos de cuerda rusos” le inspiraron para la creación de una serie de seis que dedica a aquél. Elaboró conciertos para piano, violín, corno, clarinete y otros, dejando sentadas las bases del estilo clásico de composición.

De hecho, en otra marca fundamental de la biografía de Mozart, en Viena escribe catorce de los veintitrés conciertos que dedicó al teclado en toda su vida.

obras de mozart
Mientras disfrutaba de este reconocimiento de los vieneses, abordó la Misa de Réquiem, encargada por el conde Franz de Walsegg para exhibirla como propia. Herido por las circunstancias del encargo, el músico imaginó que el asunto del Réquiem es su propio final y que ha sido envenenado.

Con la cabeza apoyada en la pared de su habitación y la partitura manuscrita del Réquiem inconcluso en el lecho, la muerte lo alcanza el 5 de diciembre de 1791. Mozart tenía treinta y cinco años, y nos dejaba más de seiscientas obras

Las obras más importantes de Mozart

Resulta difícil elegir las mejores obras de un genio de la música como pocos han existido en la historia, más aún si en sus escasos 35 años de vida escribió más de 620 obras. Mozart estaba poseído por un verdadero furor creativo, no hay duda, y poseía un talento fuera de lo normal. Elegir unas pocas de sus obras en base a su calidad sería muy difícil (y toda una osadía por mi parte), así que nos conformamos con hacer un repaso de sus obras más importantes.

Sin duda, una de ellas es el Concierto para piano nº 24 en do menor, estrenada en 1786. La obra consta e tres movimientos y una duración total de 30 minutos. Está considerada una de las obras más maduras y mejor ensambladas de Mozart y marcó enormemente las carreras de otros grandes compositores como Ludwig Van Beethoven.

mozart obras importantes
Otra de las mejores obras de Mozart es la ópera Don Giovanni, una mezcla de comedia, drama y temas sobrenaturales que se estrenó en 1787. Don Giovanni está en la lista de las mejores óperas de todos los tiempos junto a otras de las obras del compositor que no podemos dejar de recomendar: Las bodas de Fígaro y La flauta mágica.

Por último, para citar solo tres y no eternizarnos alabando su talento (podéis ver más obras interesantes en el epígrafe anterior), queremos citar la sinfonía nº 40, además de por ser una obra majestuosa, por ser una de las pocas sinfonías que Mozart escribió en tono menor. Fue estrenada en 1788, durante el periodo de mayor éxito y actividad del compositor.

Muerte de Mozart

Mozart murió en 1791 a la edad de 35 años y, como tantos otros genios, no tuvieron precisamente los últimos días más felices y placenteros o la muerte más deseada.

Mozart

Los últimos años en la vida de Mozart estuvieron marcados por las grandes dificultades económicas que le obligaron a él y a su familia a mudarse de casa y a pedir préstamos continuamente. Esta situación se debió, por un lado, por el gusto del público hacia un tipo de intérprete más aguerrido y sonoro en lugar de la tradicional delicadeza vienesa de Mozart. Por otro lado, a las consecuencias de la guerra entre Austria y Turquía, que minaron en gran medida el poder adquisitivo de la aristocracia, principales valedores y foco de ingresos de los artistas como Mozart. En este período cuando Mozart compuso sus tres últimas sinfonías, la 39, 40 y 41.

Fue en su último año de vida cuando Mozart pareció recobrar su furia creadora y el cariño del público, aunque tan solo en cierta medida. Finalmente, murió en 1791 por causas que aún hoy en día no han quedado muy claras.

En el último año de su vida Mozart fue aquejado por terribles dolores estomacales. El propio artista señalaba que alguien le había envenenado, de hecho esta es una de las hipótesis sobre su muerte más comunes, la del envenenamiento por mercurio.

En noviembre de 1791 sufre un ataque agudo que lo postra en la cama. Ya en mal estado, es visitado por un médico a su casa que aconseja ponerle gasas frías para bajar la fiebre. Su propia esposa Sophie no estuvo de acuerdo en esa decisión. Mozart entró entonces en shock debido a la repentina bajada de temperatura corporal, un shock del que ya jamás se despertaría.

Fue enterrado en una tumba comunitaria y su entierre fue discreto, al menos mucho más discreto de lo que se esperaría para uno de los grandes genios musicales de la historia.

Otros datos sobre Mozart

mozart musica clasica
Es sabido que Mozart era una persona con un peculiar sentido del humor y que era un gran amante del humor escatológico. Esto puede deducirse de algunas cartas descubiertas, principalmente en las que le dedicaba a una prima suya cuando éste tenía unos 20 años. También mostró su gusto por el humor escatológico en la música, ya que llegó a componer algunas obras en dicho tono, como la llamada Leck mich im Arsch, que en alemán significa “Lámeme el culo”, un canon a 6 voces cuya música fue compuesta por Mozart mientras la autoría de la letra es desconocida. Se cree que fue una obra compuesta para el disfrute de los amigos en el ámbito privado.

A menudo se ha utilizado esta afición de Mozart por lo escatológico para señalar que el compositor poseía el Síndrome de Tourette, que consiste en una afectación nerviosa que provoca tics y exaltación de palabras malsonantes.

También se conoce la afición y cariño que Mozart sentía por los animales. A lo largo de tu vida tuvo perros, un canario, un estornino e incluso un caballo.

En este video podéis ver una representación completa de la ópera “La flauta mágica”, una de las obras más emblemáticas del compositor austríaco y una de las óperas más famosas de la historia.

*¿Quieres saber más sobre la vida de algunos de los personajes más importantes de la humanidad?