Bicentenario Argentina
2 votos

Bicentenario Argentina

El 25 de Mayo de 2010, la República Argentina festeja su bicentenario. Se conmemoran los 200 años de la Revolución de Mayo y la instauración del primer gobierno patrio, la Primera Junta, tras los sucesos en el cabildo de Buenos Aires. Para recordar y honrar la compleja historia del país, se ha desarollado un sitio web que os queremos invitar a visitar con una muy buena exposición de los hechos históricos argentinos más importantes de estos dos siglos.

image

Quienes sean aficionados a la Historia Argentina, o simplemente sientan curiosidad o deseos de aprender algo más no deben dejar de visitar la web desarrollada por el gobierno argentino: www.bicentenario.argentina.ar.

Ingresando en el apartado de Historia, encontramos un menú interactivo para conocer los 200 años de historia argentina a través de 200 sucesos históricos. Podemos elegir el decenio de nuestro interés, por ejemplo, 1810-1820 y conocer los hechos históricos y políticos por un lado, y los sucesos culturales, sociales y deportivos por otro.

Algunos de los hechos más importantes cuentan con material adicional multimedia como imágenes, video documentales y archivos de audio. A su vez, por cada período de la historia argentina que se trabaja, se presentan líneas de tiempo, una selección de frases célebres y un glosario de terminología.

También os recomendamos visitar en sobrehistoria.com los artículos que hemos publicado sobre la historia argentina:

Más información

www.bicentenario.argentina.ar.

Ministerio de Educación – Efemérides

¿Qué se conmemora en el Bicentenario?

Imagen:

Representación del  Cabildo de Buenos Aires, en Google

Deja tu comentario

XHTML: You can use these tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

14 Comentarios

  1. pabliski95 dijo...

    no encuentro las fotos y informacion necesaria para mi trabajo practico de 50 puntos no puede ser por favor

    nota:voy a 8 grado dios me libre y me guarde

    Reply
  2. veronica dijo...

    hola estoy haciendo un trab con niños y necesito toda la informacion posible de los inicios de la comunicacion en Arg, por ejemplo llegada del correo y desarrollo del mismo en el pais,llegada del tel y evolucion,lo mismo del telegrafo y su participacion en los hechos importantes de la historia en estos 200 años.Gracias

    Reply
  3. Martín dijo...

    Con mucha pena intelectual y algo de bronca, vi pasar los festejos por el Bicentenario de los sucesos de mayo de 1810 y los numerosos discursos, comentarios y opiniones de diversas figuras públicas e historiadores al respecto, sin que se haya tocado un tema doloroso pero innegable.

    Me refiero al precio más alto que costó la emancipación de nuestra América de la Corona española: la unidad americana.

    En efecto, desde la independencia hasta hoy, se oculta en la enseñanza escolar y, en el mejor de los casos se disimula en las obras históricas, que nuestras celebradas independencias de España resultaron en la creación de una veintena de repúblicas débiles y artificiales y que el terrible costo de esas independencias fue la ruptura -por el momento parece que definitiva- de la tricentenaria unidad americana.

    Es que la gran falacia de la historiografía -sea del tinte ideológico que sea- es presentar a la unidad de los países hispanoamericanos como una novedosa meta a cumplir, originada en los comienzos del siglo XIX, un “sueño bolivariano o sanmartiniano”, como una idea romántica de nuestros visionarios próceres.

    Nada más lejos de la realidad. La unidad americana, nos guste o no, existió durante 300 años mientras estas tierras formaron parte de la Monarquía hispánica, no es ninguna novedad. Descarto que Uds. como historiadores son conscientes de ello. Pero la gran mayoría de la gente no. Hice la prueba con amigos y familiares. Muchos creen que “la Argentina” siempre fue “otra cosa” respecto por ejemplo de “Colombia” y que lo que pasó es que a todos “nos había conquistado España”. Anacronismo tras anacronismo. Lo de “nos conquistó” es muy discutible, cuando especialmente en la Argentina hay tanta mezcla de sangres. Se ve a los españoles como “otra cosa” y guste o no son nuestros antepasados, junto a los negros, los indios y demás. Es una falacia eso de que “nosotros” eramos los aborígenes y “ellos” eran los españoles. En 1810 o 1816 no nos independizamos de quienes nos habían conquistado. Nos separamos de la Corona española y creamos naciones y repúblicas que jamás habían existido como tales.

    Repito, la unidad americana, nos guste o no, existió durante 300 años mientras estas tierras formaron parte de la Monarquía hispánica, No existió antes, ya que las innumerables tribus y naciones aborígenes no conformaron jamás una unidad nacional ni política, no tenían conciencia de hermandad ni unidad, ni siquiera de la existencia de otras tribus lejanas. Hubiera sido imposible además, atento a la enormidad del territorio.

    Lo cierto es que los pueblos de la Patagonia, por ejemplo, no tenían ni idea de la existencia de los pueblos de Yucatán, ni siquiera del Perú posiblemente. Y aunque hubiera habido algún contacto, la increíble y riquísima variedad de lenguas, costumbres, religiones, razas y el diverso grado de avance tecnológico y cultural de los pueblos aborígenes, implicó que jamás se consideraron hermanos, ni siquiera ante la invasión europea, salvando casos puntuales.

    El mismísimo concepto de “América” (no me refiero al nombre sino a su identidad) y su unidad no existían antes de la Conquista, nos guste o no.

    Solo como consecuencia de la incorporación de estas tierras a la Corona de Castilla y todo lo malo y lo bueno que ello trajo, es que existe conciencia de hermandad entre un mexicano y un uruguayo de hoy y que esxistía conciencia de unidad entre un limeño y un cordobés en el siglo XVII.

    Es que el origen de nuestras naciones, sobre todo de la Argentina, son las ciudades, las fundadas por los conquistadores, aunque desagrade a las posturas ideológicas indigenistas. Y antes del siglo XVI no existían en su inmensa mayoría.

    Es harto conocido que la lengua, la religión y las instituciones jurídico políticas fueron las bases reales de nuestra hermandad, de la unidad americana. no un sueño ni un ideal político. Menos que menos una ideología.

    Lo cierto es que hasta antes de nuestras celebradas independencias, un “colombiano” no era distinto de un “chileno”, incluso no había problema ni impedimento para que un criollo del Río de la Plata gobernara Cuba, como de hecho ocurrió (no recuerdo el nombre), sin necesidad de ninguna ideología ni tonada sobreactuada.

    Todo cambió en 1810-1824. Un boliviano pasó a ser extranjero en Salta. Se cortó el comercio entre Buenos Aires y Lima. Un andaluz, casi idéntico a un gaucho bonaerense, pasó a ser un godo, un extraño. Las pobres y jóvenes repúblicas “hermanas” se destrozaron mutuamente en guerras por disputas territoriales, sobre territorios que obviamente o estaba claro a quién pertenecían porque cuando existía la unidad americana no era importante si dependía de tal o cual virreynato o intendencia, ya que eran meras divisiones administrativas.

    Concretando, los hechos son esos. La independencia quizás era necesaria e inevitable. Pero ¿por qué esa tergiversación de la historia? La unidad americana o sudamericana o “latinoamericana” (horrible término de origen colonialista francés como bien sabrán, ahistórico, irreal e ideológico) existió, no fue un sueño de Artigas, Bolivar ni San Martín. Ellos quizás querían evitar el estallido de esa unidad QUE YA EXISTÍA y que PERDIMOS en la Guerra de la Independencia y parece que nunca vamos a recuperar del todo. El Mercosur, la Unasur, etc. son loables intentos pero siempre parciales y de corte economicista.

    Sin embargo, prueba de que la realidad concreta deja huellas perdurables, sin necesidad de ideologías, ni siquiera de idealismos, es que a pesar de los 200 años de separación, de guerras, de sometimiento a las potencias anglosajonas, de educaciones parciales y “nacionales”, aun hoy nos consideramos hermanos todos los Hispanoamericanos. Inclusive hemos extendido esa hermandad al Brasil, aunque la misma no tenga origen histórico tan fuerte y aunque haya sido el eterno enemigo de la América Española debido a la alianza luso-británica.

    Todavía los 200 años de desunión política no han podido borrar a los 300 años de unidad concreta, que son la base de todo lo que celebramos en este bicentenario.

    Sería bueno que la ocasión sirva para recordar este aspecto poco analizado de la historia: que la unidad existió y que -nos guste o no- sin España jamás hubiera existido. Lamentablemente, como empecé diciendo, parece que o no se sabe o no se quiere recordar.

    Reply
  4. agustina dijo...

    bueno un aplauso al 25 de mayo del 1810 xq me ayudo a todos los años buscar informacion sobre el 25 DE MAYO bueno los dejo chauuuuuuuuu otro aplauso al 25 de MAYO…..!!!!!

    Reply