-    Escrito por gon

11-s: el atentado contra las Torres Gemelas

11 de septiembre de 2.001. Aquel día todos mirábamos la televisión incrédulos por lo que sucedía ante nuestroso ojos. Un primer avión, el vuelo 11 de la American Airlines, se había estrellado contra una de las torres gemelas del World Trade Center. Nadie podía aún explicar lo sucedido. Rápidamente se extendieron las posbiles hipótesis, pero nadie quería imaginar la más terrible de todas: que aquéllo fuera un atroz atentado. Eran las 8 y 46 minutos de la mañana en EE.UU.

Atentado del 11-s

Las 9,03 de la mañana. Aún nos recuperábamos de aquel espanto, cuando a las espaldas del presentador de televisión se veía llegar un segundo avión, el vuelo 175 de la United Airlines, que embistió contra la segunda de las torres gemelas. Ya no había dudas. Era un atentado. La locura y la violencia del extremismo golpeaba en el mismo corazón de Estados Unidos, en Nueva York, y en su símbolo más mundial: las Torres Gemelas.

Fueron momentos de angustia. De ver gente corriendo de un lado a otro; de nubes de polvo y hollín que cubrían la ciudad, de horror injustificado. Las noticias se sucedían dando, con cada minuto, un giro aún más trágico. Un tercer avión se estrelló en el Pentágono, en Washington DC. Era el vuelo 77 de la American Airlines. Un cuarto avión se estrelló en Shanksville, Pennsylvania. Era el vuelo 93 de la United Airlines.

En aquel avión los pasajeros se enfrentaron a los secuestradores, y entablaron una lucha con ellos para intentar recuperar el control del aparato e intentar evitar una nueva catástrofe. Ellos ya tenían noticias de los primeros atentados. Pero nada pudo evitar el fatal desenlace. Eso sí, consiguieron evitar un final aún peor, pues se estrelló en un descampado y no consiguió llegar a un objetivo desconocido. Aquélla heroica acción fue incluso llevada al cine no hace ni un año aún.

Pero mientras tanto, ambas Torres eran una inmensa tea ardiendo. Una antorcha que gritaba al cielo pidiendo ayuda. A las 9,48 m. el Congreso y la Casa Blanca son evacuados. Minutos más tarde es el presidente Bush el que abandona Florida. Y poco más tarde, lo que todos temían, sucede. Eran las 9,59 h. de la mañana de aquel fatídico 11 de septiembre, y la primera de las torres, la Sur, se desploma en un terrible estruendo. Apenas 29 minutos más tarde es la Norte la que se viene abajo atrapando a cientos de personas.

Fueron 2.973 las víctimas de aquel atentado sin sentido. Aún hoy día, 24 siguen sin aparecer ni identificar. El mundo quedó dividido, y el miedo se ha instalado casi en cada casa como consecuencia del fatal terrorismo que propaga Al Qaeda. Esa nueva arma en que se ha convertido la utilización de aviones comerciales hace que en cada viaje, todos, sin exclusión, recelemos del que se sienta a nuestro lado, e incluso, ha servido de ejemplo para atentados de otras bandas terroristas como lo que ocurrió en España el 11 de Marzo de 2.003 en Madrid, de trágico recuerdo para todos los españoles.

Muchas interrogantes permanencen desde entonces y permanecerás, probablemente para siempre: acerca del paradero de Bin Laden, acerca el modo en que consiguieron hacerse con los aviones, o por qué de aquellos atentados tan sólo ha habido un condenado, o por qué aun cuando ya habían recibido noticias en la Casa Blanca el 6 de agosto de 2.001, más de un mes antes del 11-s, no se había puesto remedio extremando las medidas de seguridad…

Sea como sea, el pesar y el recuerdo para siempre estará en los corazones de quienes vivieron aquellos minutos…